energia , salud, sustento, arte

Música popular barroca de finales del siglo XVIII en Maz+ahua

Este sábado el espacio cultural Maz+ahua, nos vuelve a sorprender con la presentación de La Institución Armónica, un proyecto de música barroca que en esta ocasión interpretará piezas del Códice Martínez Compañón o Códice Trujillo, procedente del Perú.

Al final del libro y después de una serie de acuarelas de finales del siglo XVIII, se encuentran “20 pequeñas piezas musicales que incluyen Cáchuas, Cachuitas y Lanchas, música popular barroca que le canta a la esclavitud en una pieza titulada El Congo, donde se muestra la evangelización de los indígenas con una tonada del Chimo, Jefe de la Tribú Chimú del norte de Perú. Además, también interpretarán la pieza Xicochi Conetzintle, hecha por Gaspar Fernández, un gran polifonista que escribió esta obra en náhuatl.

Como parte de estas charlas también se explicará la procedencia de esta música y la importancia que tienen los textos, como la tonada del Chimo que está escrita en lengua Mochica, una lengua que prácticamente está extinta y que habla sobre la pasión de Jesús.

La Institución Armónica es un proyecto de interpretación y difusión de la música barroca, dirigido por Mario Moya, acompañado en esta ocasión por Sergio Rico y Jorge Preza, ambos en las percusiones; por Luis Barajas, chelista de la OSUG; Andrea Alvarado, violinista de la OSUG; por el maestro Francisco Ramírez en la guitarra barroca; y por Daniela Rico, quien actualmente está realizando sus estudios en la ciudad de México.

El programa que van a presentar se titula Para cantar, tocar y bailar, música de la época colonial, segunda parte. El proyecto general consiste en dos partes, pero en esta ocasión se presentará solo la segunda que corresponde a la música de carácter popular de la época colonial, mientras que la primera parte es música de carácter académico, por eso se incluye una cantata y una sinfonía de Ignacio Jerusalén.

La música barroca se conoce como música históricamente informada, es decir, que su interpretación se basa en la investigación musicológica y musical más reciente, a través de fuentes originales, códices, manuscritos y tratados. “Es importante decir que esta música no tiene muchas indicaciones, no dice si se debe tocar fuerte, suave o en dónde se debe frasear y eso da mucha libertad al intérprete, permite la improvisación”, dijo Mario Moya, director de La Institución Armónica.

Mario Moya está por concluir sus estudios de Licenciatura en Composición en la Universidad de Guanajuato, estudió un diplomado con Fabrizzio Ammetto en el 2011, estudió órgano con el maestro José Suárez; en el 2014, tomó cursos en Europa con el alemán Berhard Marx y un curso de música medieval y renacentista en España. En el 2016, estudió en México con el israelí Zvi Meniker y con el italiano Federico del Sordo.

Anunció que el proyecto completo se presentará en septiembre por lo que pidió a la gente estar atentos a esta presentación.

Mario Moya, agradeció a los directivos de Casa Cuatro y al espacio cultural Maz+ahua por ayudar en la promoción de la música barroca y presentar este tipo de proyectos. Invitó a la gente a asistir este sábado 20 de mayo a la charla concierto a las 7 de la tarde. “Es muy importante el rol del oyente en los conciertos”, dijo.