energia , salud, sustento, arte

El Stencil, técnica gráfica que data de hace 10 mil años

En Argentina hay un lugar conocido como La Cueva de las Manos, ahí yacen unas pinturas rupestres fechadas 10 mil años antes de Cristo, estampas que marcan el uso del stencil, según viene escrito en el libro Hasta la Victoria Stencil, texto que nos compartió Zamer, un grabador de la ciudad de México que pertenece al colectivo María Pistolas, quienes darán un taller de stencil en el Taller de Grabado Corazón Parlante, en la ciudad de Guanajuato.

A lo largo de la historia, el esténcil ha sido usado como propaganda política y con un discurso contra hegemónico, aunque ha tenido diversos usos. En 1933 el muralista David Alfaro Siqueiros “planta” entre activistas políticos argentinos la técnica del stencil. En la Segunda Guerra Mundial, se aplica en autos y zonas militares. En 1950 es usado en el Pop Art por Andy Warhol y Robert Rauschenberg, quienes aplican la técnica sobre serigrafía. En 1968, en el evento político que padeció México, Latinoamérica, Francia y Madrid, el stencil ocupó su lugar como forma de propaganda política contra los gobiernos opresores. En 1970, en México el Grupo SUMA y grupos de arte de la época, logran un parteaguas rompiendo con el tradicionalismo del muralismo mexicano.

El Colectivo María Pistolas está integrado por Orquídea Cinco Vocales, Juan Carlos Conejo y Zamer, a este último agradecemos la entrevista.

El taller se realizará del 22 al 27 de mayo y se enfocará en dos vertientes: en la técnica, en la edición digital, en cómo cortar un stencil y sobre todo cómo aplicarlo al muro. Para la segunda vertiente, lo que importa es el trabajo en colectivo, desarrollar discursos contra hegemónicos, siempre apoyando procesos de lucha.

Es para destacar los espacios que el Colectivo María Pistolas ha logrado intervenir, como el Multiforo Cultural Ollin Kan, la unidad habitacional Los Palomares en el barrio de Tepito, barrios de Tlalpan y en Nezahualcoyotl; pintaron la radio comunitaria Radio Zapata en el Cerro Zapote Guerrero, diseñaron una campaña llamada Justicia para Ayotzinapa con la que intervinieron la biblioteca de la Escuela Nacional de Antropología,  y por otra parte, el looby del Museo Nacional de la Estampa, directamente a muro.  

En la actualidad, “el stencil es una técnica que por sí sola se da abasto para las intervenciones artísticas”, empezó en Latinoamérica, llegó a Europa, pasó por Estados Unidos y “ahora regresó como boomerang como un arte de élite para que la gente joven lo retome (…) el resultado de esta técnica es una estampa, por eso es una técnica gráfica”.

Orquídea Cinco Vocales, además de stencilera es grabadora, se interesa por los procesos educativos enfocados al arte. Juan Carlos Conejo se especializa en cerámica y cuenta con premios nacionales; y Zamer, stencilero y grabador.

Para más información, comunícate al Taller de Estampa y Grabado Corazón Parlante